martes, 15 de marzo de 2011

Urubamba

Urubamba viene de “Urupampa”  Llanura de la  luz.
Para ello debemos considerar nuestras disquisiciones en el tiempo: antes de los Inkas se hablaba en este valle el “Pukina”, con la llegada de la cultura  Aymara se trajo una fusión del Runa Simi que hasta hoy perdura;  y en el espacio, nuestro territorio ha sido poblado por propios y extraños,  por lo que  podemos afirmar este origen toponímico con sustento para nuestra tierra, que en la época  dorada del gran Wayna Qhapaq era solo un pequeño paraje del Valle de Yucay.
Apuntes lingüísticos para la reivindicación del Uru
Uru.    Día.   Prefijo de toponimias totémicas.
Uru Jaque.    Hombre perteneciente a la raza de los Urus. En el sentido despectivo actual: URO.
Uro Collo.   Cerro del URU.  Colectivo.  También se usa como patronímico.
Uru Pampa. Pampa del Uru. Colectivo Pampa llena de luz, de vida.- Toponimia: URUBAMBA, Cusco Perú.
Ururu.  Contracción de uru uru. Colectivo.- Toponimia: Oruro.- Bolivia.
Ururu o Khantati Ururi.  Lucero del Alba.- Astronomía: planeta Venus.
Uruchana. Presente de infinito del verbo festejar.- festejar el día de advenimiento a la vida.
Uru.  Unido a los pronombres dá: urujja, uruna y urupa (mi día, tu día y el día de él.
Uruama.  Agua del Uru. Colectivo.
Uruma.  Sector del URU.- Bruma: Toponimia del sector de Moquegua. Perú.
Urpi.   Paloma. Lenguaje afectivo: lo superior.- Por extensión: la vida aérea.
Kuurmi.  Arco Iris.- Juego de luces y colores.- metáfora usada especialmente para la tonalidad de los colores en los tejidos y en las danzas colectivas.
Lurpi.  Lo que brilla con la luz del día.- Espejo, en el antiguo aymara.
Kururu.  Raíz que relaciona con lo uru.- Lo cóncavo brillante, con múltiples rayos, que se parece al lucero del alba. Ombligo.
Uru.  Día.- Luz.- Alegría de vivir. Trabajo.- Vida, en su sentido más amplio.[1]

Sin embargo, debemos tomar en consideración que en el siglo XIII  este territorio era habitado por singulares colectividades humanas (Sawasirays, Allqawisas, Maras, finalmente los Inkas)  deseosos de extenderse al área central de la misma,  así alcanzaron las márgenes del Huatanay y Tullumayu instalándose en el valle del Cusco. Hablamos de que ésta área fue poblada desde el valle del Urubamba, que entonces aún no prefiguraba nominalmente como tal. Claro está que el "runa simi" de estos grupos sufrió una fusión con la suya "aymara" a la que los Inkas no renunciaron y  que siguieron practicándolo hasta fines del siglo XVI.
Según el Padre Bernabé Cobo, Este idioma estaba emparentado con los del "Tampu" que habitaban el valle de Urubamba y del que se supone proceden sus afinidades amazónicas.
Finalmente hay diversos indicios incitando colocar el centro originario de los Inka en el interior de la floresta tropical.

[1] Del Aymara. J. M. Franco Inojosa. Revista del Instituto Arqueológico del Cusco. p. 85.  N° 3. Año II. Segundo semestre 1 937. Cusco.  Perú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada